Qué libro más chileno. Me encantó.
No había pensado en pan allulla, Colo-Colo, los autos Peugeot, ni las rejas en harto tiempo ya. Necesitaba esos recordatorios.

El tema va más o menos así:

En la primera parte, recién ocurre el terremoto de 1985 en Chile. Un niño Santiaguino conoce a una joven quien le pide que espíe a su tío.

En la segunda parte el protagonista es el autor de la primera parte. Él lucha con los desafíos de entender a su familia, especialmente su padre Pinochetista. Además, se está reconectando con su ex-esposa, poco a poco.

La tercera parte sigue el niño de la primera, pero ya es adulto y descubre mucho más sobre la joven y su tío. Y la cuarta sigue al autor de nuevo mientras termina su novela.


El tema es muy sencillo, pero de no poca profundidad. Esta novela es una buena ventana por la cual uno de afuera puede echarle vista a la cultura chilena. Les da oportunidad a los extranjeros de ver los desafíos de identidad que tienen los chilenos hoy. Los chilenos de mi edad nacieron y crecieron dentro de un país democrático con una balanza de poder entre la izquierda y la derecha. Sus padres, sin embargo, han vivido una dictadura, un golpe, y otra dictadura. Así que es difícil que los de mi edad entiendan lo que es temor al gobierno (o apoyo total al gobierno) tal y como sus padres lo entienden. Es como preguntarme sobre las Guerras Mundiales. Entiendo los hechos de lo que pasó, pero como no lo viví, no puedo entender verdaderamente cómo es guerra.

Alejandro Zambra, en este libro, empuja sus varios protagonistas por las varias preguntas que uno tendría si tratara de entender por qué su padre fue Pinochetista o por qué el vecino guardaba terroristas en su casa (y si realmente fueron terroristas o no, no se puede saber).
Zambra no da respuestas, pues tenemos que encontrarlas nosotros mismos.

 

Lo único que no me gustó de la novela fue un poco de contenido para lectores maduros. Y como lo leí en inglés, leí algunos garabatos que son más fuertes en inglés que en español (especialmente el español chileno, jaja).

4/5 estrellas.

Advertisements